Saturday, 17 November 2007

¿Por qué no te callas??

Esta frase podría ser la envidia de cualquier publicitario: un mensaje corto, sencillo claro, sorprendente y relevante. La fórmula perfecta para generar una notoriedad fuera de toda duda.

Efectivamente: a los pocos minutos de su emisión, esta maravillosa y regia frase volaba ya imparable por el prosaico firmamento que se extiende sobre la plebe: de la tele a la radio, de la radio al boca-oreja, de las ediciones digitales a YouTube y de ahí a un marketing viral, envidia de los publicitarios y terror de los dircoms, fresco y transgresor, popular y espontáneo que, en el despertar del “día después”, invadió nuestra paz de ppts, jpg’s , politonos, sms e emails, en todas sus múltiples versiones, interpretaciones y valoraciones.

Ni siquiera los protegidos muros de Zarzuela lograron quedarse al margen de tan poderosa invasión. Incluso el propio Zapatero comentó que lo primero que le dijeron sus hijas nada más llegar a casa fue: “¿Por qué no te callas??” entre risas y guiños cómplices.

Tampoco se habló de otro tema en las tertulias, en el mercado, en la oficina… Era algo así como el anuncio de Kas pero en versión real (nunca mejor dicho). En vez de “¿Eres de limón o de naranja?” Ahora era: “¿Eres del Rey o te van más las buenas formas?”.

Ni “Amo a Laura”, vamos.

Pero parémonos a reflexionar… Tal bombazo mediático… ¿Cumplió con alguno de los objetivos específico que España se había marcado para esa cumbre?

Está claro que todos crecimos al menos dos centímetros en todas las direcciones cuando vimos al rey, NUESTRO REY, por fin hacer callar a ese hombre irritante que, con todo el respeto hacia sus votantes, tendrá mucho bueno, pero qué bien lo disimula el condenado…

Pero los hechos son que, entre tanto regocijo, las relaciones hispano-venezolanas entran en ebullición; las empresas tienen que plantearse si liarse la bandera a la cabeza y defender honrosamente el orgullo español o dejar resbalar su pantalones disimuladamente para perder el mínimo dinero posible. Y lo que es peor, que aquellos españoles despistados que osaron hablar mal del lobo antaño vestido de oveja en su propia casa, ahora han sido personalmente amenazados por él.

De igual manera, los publicitarios a veces confundimos notoriedad con construcción de marca, creatividad con eficacia y arte con el éxito comercial e ignoramos las consecuencias que ello pueda acarrear.

No hay más que leer los comentarios de cualquiera de nuestros foros para encontrarnos defendiendo a capa y espada creatividades despampanantes, presupuestos desorbitados e ideas sorprendentes, con los que el anunciante “no se atreve”, “no entiende” o simplemente ignora, en su “absoluto desconocimiento” de cómo se tiene que hacer nuestro trabajo. O alabando trabajos sonoros, galardonados y reenviados hasta la saciedad, sin tener un solo dato de cuántas ventas generaron o qué aspecto de la marca deseado reforzaron.

Este hecho llega a su máximo delirio en los festivales creativos donde el arte, la sorpresa, la innovación, lo “creativo”, son enaltecidos independientemente de los resultados comerciales que hayan generado, algo que, sinceramente, yo nunca entenderé.

Festivales que cada vez se acercan más a una curia que la industria publicitaria dedicamos a miramos escrupulosamente el ombligo, olvidando inconscientemente al que paga y da sentido a nuestro trabajo: el anunciante. Un extraño ser que, aunque parezca increíble, busca, además de enriquecer su ego con algún premio, no te digo que no (todos tenemos nuestro corazoncito), también generar ventas que justifiquen su puesto y su sueldo; y, de paso, construir marca (esto último, desgraciadamente, cada vez con la boca más pequeña ya que el stock market, el procurement y los cada vez más numerosos CEO´s finacieros, los tienen sobrecogedoramente atenazados).

D. Ángel Riesgo, presidente de Consultores, empresa que organiza los Premios a la Eficacia, comentaba hace poco que “lo creativo es eficaz”. Por la misma regla de tres, yo quisiera afirmar que lo que no es eficaz no es creativo (al fin y al cabo ¿qué diantres crea??), por lo que cualquier valoración que no contenga este término en un festival, debería ser simplemente un plus y nunca un determinante a la hora de otorgar un premio.

A veces nos preguntamos el porqué del crecimiento de las agencias de medios frente al decaimiento de las creativas. Quizás tenga que ver con que les asusta menos tratar temas ineludibles para los directores de marketing y las empresas como la rentabilidad, el ahorro, el retorno de la inversión, la planificación eficaz, la investigación exhaustiva.

No es esto un canto a favor de las agencias de medios, habiendo estado en ambas, mi opinión es que tienen muchos vacíos que rellenar antes de poder planificar una campaña integral coherente en todos sus ámbitos. Pero de lo que no hay duda es que todos tendremos que poder probar la eficacia y la rentabilidad de nuestro trabajo si no queremos oír de nuestro cliente un ¿Por qué no te callas?? tan notorio, comprensible y desastroso como el recientemente proclamado por nuestro –eso sí – querido rey.

8 comments:

Ángel Riesgo said...

Marta, El Rey estuvo regio y un poco chulo, como da esa mezcla de Borbón Francés y Español. Pero tienes razón, la Casa Real debe probar suerte en los Efi el año que viene. Si el objetivo era callar al gorila, el objetivo se consiguió, no se cual será el coste del impacto... Felicidades por el blog,estupendo
Angel.

Anonymous said...

Marta, Walter Lippmann reconocido analista político, dijo: "todo problema entre seres humanos tiene una solución sencilla, evidente y equivocada". En este caso, también vuelve a tener razón.

No creo que sea una cuestión del tipo de agencia, sino del tipo de profesional que trabaja en ella.

Un saludo.

Alberto García-Lluis Valencia
Director General
Valencia Knowledge Management
Consulting SL
http://www.vkmc.es

Anonymous said...

Menos mal que Chavez no escuchó todo lo que dijo el Rey. En América Latina parece le tienen mas apego a Simon Bolivar que a D. Juan Carlos. Tambien les gusta bastante esa cancion de ·"con dinero o sin dinero, sigo siendo el el Rey".

Chavez se pudo ahorrar su comentario, pero a un presidente de pais no le suele gustar le mande callar en público, el Jefe del Estado de otro pais, por muy Rey que sea en el suyo. Tambien habria que mandar callar a muchos otros Presidentes (no pongo ejemplos) y nadie los manda callar, la mayoría de las veces, se hacen negocios con ellos, incluso se les manda armas, como a Chaves. De todas maneras, la frase me gusta, ya veremos los resultados cuando todos la usemes cuando nos parezca conveniente, derecho constitucional , libertad de expresión, no de atropello.

Dionisio García
Dirección General
CTPI Consultores
http://www.ctpi-ach.com

Marta Esteban said...

Hola Dionisio

Gracias por participar. Yo creo que con este incidente se ha creado un antes y un después. Quizás se haya roto la inocencia sudamericana de que España es "la madre patria" y a partir de ahora seamos un país como otro cualquiera que les debe el mismo trato que los demás. Les hemos dado mucho cariño, sí, pero también debemos darles respeto. Me pregunto si el Rey- cuya figura creo positiva para nuestro país- hubiera hablado así a Bush.

Saludos

marta

Marta Esteban said...

Hola Alberto,

Gracias por tu comentario. Las generalizaciones son siempre incorrectas. Pero me apetecía hacer un canto a la efectividad y hacer pensar un poco al sector que tanto aplaude creatividades de cuyos resultados no tiene ni idea. Como con el Rey, todos disfrutamos mucho pero ¿Cuáles serán las consecuencias?

Muy interesante tu compañía.

Un abrazo.

Alberto G. Valencia said...

Perdóname que insista Marta, no coincido con tu enfoque.

La situación es insostenible desde hace tiempo en Venezuela, tanto para nuestras empresas como para nuestros compatriotas. Tu análisis me parece incompleto y temerario y si me permites te explico rápidamente el ¿por qué? Huir, reusar o evitar decir NO, por miedo a las represarias, es una forma de coacción que un Estado no debe aceptar, no por el coste que puede tener si hablamos de empresas, sino por el ejemplo que se puede dar a Nivel Internacional, de un precedente como ese para futuros conflictos, por que entonces si que los costes económicos serán insostenibles.

Cuando conoces a un ladrón, procuras que no te robe, pero intentar hacerte amigo de él para evitar que te haga daño es un juego ingenuo, por que seguira siendo un ladrón y te robará o no, no por tu grado de amistad, sino por el valor de lo que te pueda robar y su satisfacción.

Agradezco las palabras de SM El Rey, ya que es el único que ha sabido defender la Dignidad de todos los españoles.

Comentario recogido en ictnet.es

Esteban Rodrigo said...

Si, una vez más Alberto, realista e impecable....¡OLE!
Cordialmente,

Enviado desde ictnet.es

Marta Esteban said...

Hola Alberto,

No creo haber defendido en ningún momento en mi artículo el "huir" o rehusar, o el dejar abandonadas por parte del Estado a las empresas en Venezuela.

La diplomacia tiene sus medios, y gracias a Dios no es mediante a los representantes de los países mandándose callar mutuamente en las cumbres, precisamente la diplomacia debe evitar esto.

Estamos de acuerdo en el fin, pero no en medio para conseguirlo.